• Idioma:

Boletín 4 Encuadernaciones en la Biblioteca Cossío


Entérate en breve

A manera de preguntas o de textos informativos, esta sección pretende acercar al lector a temas relacionados directa o indirectamente con el maravillo tema del arte de la encuadernación.
Así, hablamos del concepto original de la palabra encuadernación, cómo era la encuadernación de documentos archivísticos en el México novohispano, y también cómo en esta misma época las encuadernaciones hechas por mujeres adquirían una característica especial; también tratamos las encuadernaciones exóticas, entre éstas la hecha con piel humana, por eso hacemos alusión a la película "El libro de cabecera"; y, finalmente, aunque propiamente los cantos de un libro no forman parte de la encuadernación, es interesante saber que también se decoraban para hacer más atractiva la pieza.

¿De dónde viene la palabra encuadernación?
La encuadernación es el término que se aplica a un proceso muy complejo que consiste en la unión de determinada cantidad de hojas de pergamino o papel, escritas o impresas que, agrupadas en “cuadernillos”, se unen para formar un bloque o cuerpo denominado libro. A éste se le cubre con una protección que, por antonomasia, también recibe el nombre de encuadernación. Su objetivo es la conservación del texto escrito.
La encuadernación en los archivos

Manuel Romero de Terreros explica en su obra Encuadernaciones artísticas mexicanas que los libros de cuentas, los manuscritos y correspondencia de los archivos públicos y particulares se protegían con cubiertas de badana teñida de rojo o pergamino, en forma de carteras, con correas de piel de cabrito o cordones de seda, a manera de cerraduras; y cuando el manuscrito era muy importante se le ponía un segundo forro de tela de seda.


Obra: Año de 1828. Chihuahua

La encuadernación de manos femeninas
Las religiosas en el interior de sus conventos dedicaban su creatividad al arte de la encuadernación de breviarios y libros de devoción. Eran encuadernaciones sencillas, de damasco, tisú o brocado; algunas de ellas bordadas con sedas de colores sobre lino o terciopelo, con hilos de oro y plata. Les ponían broches hechos con cordones de seda y cuentas de cristal u hormillas (pieza circular y pequeña, de madera, hueso u otra materia, que, forrada, forma un botón).
Encuadernaciones exóticas

Entre las encuadernaciones exóticas podemos encontrar las realizadas con piel humana, piel de peces y piedras preciosas, como el libro más antiguo de estilo bizantino, el Evangeliario, cubierto de plata y pedrería, que Teodelinda regaló a la basílica de Monza. A la actividad de encuadernar libros con piel humana se le llama bibliopegia antropodérmica y se cree que no es reciente su práctica. En el Reino Unido hay un libro hecho con la piel de un hombre llamado John Horwood que fue colgado en 1821 en la prisión de Bristol por haber asesinado a Eliza Balsum. Esta obra trata precisamente sobre los detalles del crimen. La BBC de Londres registra en su artículo "El macabro mundo de los libros con tapas de piel humana" otros cuatro casos más con este tipo de encuadernación.

El filme "El libro de cabecera"

La protagonista, Nagiko, es pintada en su rostro cada cumpleaños por su padre, acción que la deja marcada física y espiritualmente. Al cumplir 16 años, comienza a escribir un diario en el que plasma el concepto de que el cuerpo humano, propio y de otros, sirven como lienzo de escritura. Un editor descubre que hay un escrito en la piel de un cadáver, por lo que exhuma el cadáver, lo desuella y encuaderna su piel, obteniendo su propio libro de cabecera. Indignada, ella le exige que le devuelva el libro humano a cambio de recibir trece textos en distintos cuerpos de personas.
Ficha técnica: The pillow book (El Libro de Cabecera), Dirección y guion: Peter Greenaway; Producción: Kees Kasander; Protagonistas: Ewan McGregor, Vivian Wu, Yoshi Oida.

Los cantos de un libro

Los bordes o lados de un libro (de la cabeza o superior, del frente o lateral, y el del pie o inferior) no son parte de una encuadernación, pero cabe mencionar que en las encuadernaciones de lujo se doran los cantos y se cincelan con líneas rectas, oblicuas u onduladas, con florecillas u adornos de otras clases. El canto lateral, en los siglos XVI y XVII, solía pintarse de color rojo, pero también los había jaspeados, dorados, labrados o bruñidos; también se adornaban con dibujos artísticos, o bien se le anotaba el título, pues en aquel entonces los libros se colocaban en el estante a la inversa de la manera actual, es decir, con el lomo hacia adentro, y justamente lo que se veía era el "frente" del libro.


Cantos cincelados en dorado.
Obra: Breviarium romanum

Canto de color rojo con el sello de la Biblioteca. Obra: Storia antica del Messico
Lenguas Indígenas de México
Boletín 1 Boletín 2
Antropología en México Encuadernaciones artísticas en la Biblioteca Cossío
Boletín 3 Boletín 4

Apoyo al Desarrollo de Archivos y Bibliotecas de México, A.C.
Av. Cerro San Andrés 312, Col. Campestre Churubusco 04200, México, D.F. Tel. 5549 6913 y 5336 5689
Proyectos
© ADABI de México, A.C. Se autoriza la reproducción parcial o total con fines no lucrativos, siempre y cuando se cite la fuente completa y su dirección electrónica.
De otra forma, se requiere permiso previo por escrito de la institución.